Lourdes Murillo ingresa en el Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contmporáneo de Badajoz ( MEIAC ). Quiere decirse que lo hace en solitario, algo reservado para pocos autores vinculados a la región. Menos aún si son jóvenes. Alguno lo ha hecho ya y otros lo harán el próximo año. Es la generación nacida en los 60 la que ahora ha alcanzado un punto de madurez que el principal centro museístico de la región reconoce. Murillo expone en la capital pacense la instalación Silos de la memoria , que representa en un cubo pintado con carbón vegetal ” las líneas infinitas de la memoria “. La artista ha transformado el cubo en una especie de almacén de la memoria a través de una maraña de líneas que inundan las paredes. Murillo estudió Bellas Artes en la Universidad de Sevilla y ha expuesto, entre otros lugares, en Lisboa, Parma, Madrid. Habitualmente trabaja con la galería Alfredo Viñas, de Málaga.

¿Por qué crea?
Por necesidad.

¿Cuál es su idea de la felicidad?
Hacerlo todo con ilusión.

¿En qué trabajó ayer?
En mi próxima exposición para la galería Carmen de la Calle, en Madrid.

¿Cuál es su mayor logro?
Poder pintar cada día.

¿Qué obra robaría para sí misma?
Una de Rothko, sin duda.

¿Qué talento desearía tener?
Oído para la música.

¿Qué horario tiene?
25 horas al día todos los días.

¿Cuál es su estado mental más común?
Inquieta.

¿Qué museo recuerda y por qué?
El Peggy Guggenheim, de Venecia, por su colección.

¿Dónde desearía vivir?
Donde vivo.

¿Cuál es su exposición más feliz?
Siempre, la próxima.

¿Cuál es su característica más marcada?
La tenacidad… y la miopía.

¿Cuál es su color?
El rojo.

¿ Y su paisaje?
Un horizonte recto entre el cielo y la tierra.

¿Cuál es su miedo más grande?
No poder superar el miedo.

¿Escucha música mientras crea?
Sí, muy variada.

¿Cuál es su idea de la fidelidad?
La fidelidad a uno mismo.

¿Cuál es el objeto más preciado de su taller?
Los cuadros de los amigos.

¿Cuál es su paseo favorito ?
Cualquiera en buena compañía.

¿Quién fue el maestro que le enseñó y qué aprendió de él?
Don Miguel Pérez Aguilera, del que aprendí la honestidad.

¿Qué mentiras disculpa?
Las piadosas.

¿De qué obra suya no se desprendería?
De las de la infancia.

¿Cuál ha sido su mayor atrevimiento ?
¡¡¡ A ti te lo voy a contar !!!

¿Qué obra famosa aborrece?
El esclavo, de Miguel Ángel.

¿Qué defecto propio deplora más?
El perfeccionismo.

¿Y en los demás?
La apatía.

¿Cuáles son sus héroes en la vida real?
Los bomberos.

¿Y los de ficción?
Mafalda.

¿Ha roto muchas de sus obras?
Sí, todos los días.

¿Qué les dice a los que no entienden de arte?
Que disfruten.

¿Qué ha aprovechado en la vida?
El tiempo, es lo único que no se recupera.

¿Sus sueños se han cumplido? ¿Cuáles?
Como todos los niños ser mayor.

¿Qué le desagrada más?
El frio.

¿Qué cualidad le gusta más de una mujer?
La bondad.

¿Y en el hombre?
La misma y que sea atractivo.

¿Cuál es su idea de la muerte?
¿ Tenía que ser la última pregunta?